CAbezote Logo Pagina Web Diocesano 04

Misión

escudo colegioSomos una Institución Educativa de la Diócesis de Magangué que forma integralmente a sus estudiantes a partir de las enseñanzas del evangelio, desarrollando competencias académicas a través del uso de las TICs, que promuevan jóvenes con proyección comunitaria, contribuyendo a la consolidación de una sociedad pacífica, justa, que impulse el desarrollo humano sostenible.

Visión

escudo colegio En el año 2021 el Instituto Técnico Cultural Diocesano se proyecta como una Institución Educativa en Pastoral, certificada, líder en la región, en la formación integral de sus estudiantes, a la par con los avances científicos y tecnológicos; aportando a la sociedad ciudadanos comprometidos con el cuidado y preservación de la casa común y los procesos de desarrollo de las comunidades siendo gestores de un país justo, fraterno y en paz.

Filosofía

El Instituto Técnico Cultural Diocesano forma a partir de la vida y para la vida según criterios cristiano – católicos contenidos en el accionar pastoral de la Diócesis de Magangué y teniendo en cuenta los fines del sistema educativo colombiano.

Fomenta los valores de solidaridad, austeridad, sentido de justicia, esfuerzo de superación, espíritu de servicio..., frente a los antivalores del egoísmo, materialismo, individualismo, exhibicionismo, ansias de poder, etc.

Aspira a formar hombres y mujeres capaces de construir un mundo más justo y fraterno, donde sean las personas y no las cosas, ni las estructuras, ni el dinero, lo único importante.

Como parte vital del pueblo de Dios, la comunidad educativa del Instituto Técnico Cultural Diocesano se expresará a partir de la vivencia de las virtudes teologales, a saber:

a. Comunidad de Fe: que se siente interpelada por la Palabra de Dios, a partir de situaciones reales y que responde con actitudes de servicio y entrega a las personas que le han sido confiadas.

b. Comunidad de Amor: que vive las exigencias de misericordia y las expresa mediante actitudes concretas de solidaridad y justicia.

c. Comunidad de Esperanza: que educa en el hoy para el futuro del hombre suscitando compromisos vitales que llevan al cambio y a la conversión.

El eje fundamental de la labor educativa será el estudiante, entendido como persona que debe desarrollar sus potencialidades físicas, afectivas y creativas de modo que pueda encontrar el sentido cristiano de su vida y su realización personal. En función del estudiante se subordinarán los programas, los planes, las normas organizativas y los mismos intereses de todos los estamentos de la comunidad educativa.